jueves, 18 de septiembre de 2014

La última mirada

Es difícil entender que alguien desee matar a un animal tras mirarle a los ojos. Este pobre bicho, "Elegido", había salido a correr a cambio abierto cuando se encontró con una banda de salvajes que le rodearon con lanzas. Acabó malherido en múltiples puntos de su cuerpo, sangrando y, agotado, se sentó en la hierba a esperar la muerte. Esta es su última mirada antes de que un hierro le rompiese el cuello y dejase de sufrir.

Y que luego me digan que esto es una fiesta...


Foto: Anima animalis

No hay comentarios:

Barcelona

Siguiendo a Perich. Hay días en que no se puede tener más razón...