domingo, 22 de junio de 2014

Premio Gutemberg

El escritor, filósofo y lingüista italiano Umberto Eco será distinguido con el Premio Gutenberg que otorgan la Sociedad Internacional Gutenberg y la ciudad alemana de Maguncia, la ciudad natal del inventor de la imprenta, Johannes Gutenberg.

"Al premiar a Umberto Eco estaremos distinguiendo a uno de los grandes literatos de nuestros tiempos", declaró el alcalde de Maguncia, Michael Ebling en un comunicado emitido hoy.

Los responsables de la Sociedad Internacional Gutenberg votaron por unanimidad galardonar al intelectual italiano de 82 años, autor de éxitos como "El nombre de la rosa" y "El péndulo de Foucault", "quien con sus novelas introdujo a millones de lectores internacionales en la cultura y en la historia del libro".

El premio, dotado con 10.000 euros (13.500 dólares), será entregado en octubre coincidiendo con la Feria del Libro de Fráncfort.

La Sociedad Internacional Gutenberg, una organización con más de un millar de socios en 35 países que investiga la historia y el desarrollo de la técnica de impresión, se turna para conceder el premio con la ciudad de Leipzig, antiguo centro editorial de Alemania.

domingo, 8 de junio de 2014

Acerca de las masas

Tomo prestadas unas palabras de Magris acerca de la pertenencia o no a fenómenos sociales. Con lo que cuesta mantener una independencia de criterio, la presión para diluirse en la masa comienza ya a ser excesiva para este pobre mortal. Por fortuna algunas voces aún me ayudan a soportarlo:

Magris ha hablado de un tema peculiar, en torno a un debate que ha tenido lugar recientemente acerca de su inclusión, no solicitada, sin él saberlo, en la red social Facebook: 

“Reclamo mi derecho, defendido por la Constitución, de no formar parte de ninguna asociación; al mismo tiempo reivindico mi absoluto derecho a la incapacidad digital”. 

 Magris recordaría que a todos, hoy, se les exige leer los mismos libros, discutir acerca de los mismos problemas, participar en los mismos eventos: 

“El que no lo hace es clasificado inmediatamente de asocial y se le reconduce a la norma, aunque sea en contra de su voluntad, como un clochard al que se le obliga a ponerse un smoking”.


Barcelona

Siguiendo a Perich. Hay días en que no se puede tener más razón...