domingo, 13 de marzo de 2011

El Románico


Tenemos también la intención de ir poniendo todas aquellas cosas que nos gustan de nuestros viajes, sean largos o cortos. a fuerza de ir visitando ciudades y monumentos, vamos puliendo el gusto por el arte. Y de entre todo lo que vemos encontramos cosas que nos gustan más o menos, pero siempre nos ponemos de acuerdo en el arte románico. Nos encanta. Resulta un arte sencillo, austero, donde a pesar de la falta de luz se logra un ambiente agradable y relajante.

En nuestro último viaje a Poitiers nos encontramos con una pequeña maravilla: La Iglesia de Notre-Dame la Grande. No la vamos a describir pero si dejamos unas fotos para aquel que quiera disfrutarla.

A medida que vayamos viendo más construcciones románicas iremos dejando más fotos.



Interior de la igleasia.
Nave central


Detalle arquitectónico del ábside.


Una última nota. Si alguna vez os perdeis por Poitiers, encontramos un pequeño restaurante "Les bons enfants" donde se comia de fábula a precio razonable, con agradable música y con un servicio excelente.





Estacions de trens-França. Poitiers, Narbonne, Lourdes

Les meves anades i vingudes per territori françès van sempre lligades al pas d'estacions de tren... una darrera l'altre com les comptes d'un rosari. Podriem dir que la meva vida està en certa manera lligada a aquestes estacions, punt d'anades i vingudes de viatgers desconeguts, de ciutadans sense nom de camí cap a casa o cap als seus treballs.

Sovint hi passo llargues estones i al final he decidit deixar constància del meu pas per aquests llocs amb una foto i les aniré penjant en aquest bloc.


Estació de Poitiers


Estació de Narbonne


Estació de Lourdes






jueves, 3 de marzo de 2011

Los dos ríos


Los 2 ríos son el rasgo más destacado de la zona. Ambos nacen en los montes de Armenia y rápidamente toman un curso distinto:

- El Tigris fluye con rapidez hacia el este y volver más tarde hacia el el sureste, paralelo a los Zagros y vadeando ciudades como Nínive, Calah y Asur, las 3 capitales sucesivas del imperio asirio. Luego se adentra en la llanura que comienza un poco antes de llegar a Samarra hasta alcanzar Opis y Seleucia (la última capital de Babilonia). Río abajo su curso varió mucho durante el período histórico e impidió asentamientos estables en sus márgenes. En el período antiguo desembocaba en el Golfo Pérsico de forma directa. Sus afluentes provienen de las montañas orientales: el Hoser, que fluye por delante de Nínive, el Gran Zab o Zab Superior, cerca de calah, el Pequeño Zab o Zab Inferior, el Adhem y otros 2, el Diyala y el Duweirig.

- El curso del Éufrates sale de las montañas hacia el el suroeste hasta llegar a un punto a apenas 150 Km del Mediterráneo, y luego se desvía hacia el sur formando una amplia curva. Pasada Carquemish recibe los afluentes Balih y Habur en su lado izquierdo. Alcanza la llanura aluvial un poco más abajo de Hit y desde aquí hasta la desembocadura su curso está plagado de antiguas ciudades. Es menos caudaloso que el Tigris y su corriente más lenta, por lo que es más navegable aguas arriba.

Ambos ríos tienen inundaciones anuales de importancia vital, pero diferente de la conocidísimas de Egipto. Las lluvias de otoño provocan crecidas en invierno y primavera, con un punto más alto de las aguas al derretirse las nieves de las montañas de Armenia. Los valles se inundan en abril y mayo, con cierto retraso del Éufrates con respecto al Tigris. El agua desciende en junio y los niveles más bajos son en septiembre y octubre. Esto supone una coordinación poco adecuada para la agricultura de los cereales. En Mesopotamia la inundación llega tarde en el ciclo estacional, así que son imprescindibles diques para proteger los campos verdes de la inundación.

Además, la inundación con retraso supone un proceso de salinización de la tierra, ya que el calor evapora el agua. La salinización progresiva del suelo irrigado reduce la producción y motiva un traslado de la población. Además, el limo suspendido en el río es menos fértil que el del Nilo, y eso implica que no sólo llega tarde para el cultivo, sino que es además pernicioso para el mantenimiento de los diques, a los que suele atascar con facilidad.

Mesopotamia

Es esta una zona muy conocida a nivel superficial, pero más bien poco en cierto detalle. Es una zona de terreno fértil que se extiende hacia el noroeste desde las marismas y costas del Golfo Pérsico hasta fundirse en los altiplanos y las colinas de los tauros y el Líbano.

El Eúfrates separa de forma bastante drástica el terreno fértil de la zona árida, especialmente en su tercio inferior. El Tigris, en cambio, apenas constituye una frontera, y esto entraña consecuencias en las civilizaciones y las guerras de la zona: Nunca se logró estabilizar los límites con las regiones montañosas que acompañan al Tigris hacia el noreste, y al Éufrates hacia el norte.Tambien son las zonas por donde se elaboran las rutas comerciales que llevaban a Mesopotamia metales, piedras preciosas, productos aromáticos y madera, aunque las más de las veces los contactos no resultaron pacíficos entre las gentes de estos territorios limítrofes.

En cuanto al sureste, el Golfo Pérsico fue una auténtica barrera natural, si bien también se formaron rutas comerciales marítimas en esta zona.

El Éufrates tiene grandes extensiones desérticas en el margen occidental, formando otra barrera natural. Se establecieron algunos contactos por el sur, y de forma algo más regular a lo largo del curso medio del río. Por determinados corredores, reiteradas invasiones y un proceso contínuo de infiltraciones trasladaron a tribus de habla semítica a la región entre los 2 ríos. Eran nómadas que se desplazaban con sus rebaños, y que acabaron por ejercer una influencia parece que poderosa sobre la civilización mesopotámica.

Un aspecto también importante de la zona geográfica es una dicotomía norte-sur. Babilonia, y Asiria. El corazón de Babilonia se hallaba río abajo, en un punto en el que los 2 ríos se acercan el uno al otro hasta una distancia de unos 35 Km. Ocupaba los márgenes de varios de los cursos del Éufrates que se abrían en abanico en varios canales, pero su influencia acabó por llegar más allá del Tigris y aguas arriba. Sin ambargo, Asiria no está tan bien definida. Sin fronteras naturales, como ya hemos descrito, se vió envuelta en procesos de expansión y encogimiento, tan pronto en tierras aguas arriba y abajo, como volver a encogerse para abrazar solamene su núcleo. Este proceso del eje asirio ocasionó un malestar en todo el Próximo Oriente.

Estas consideraciones geográficas resultan importantes para entender el desarrollo de la historia de la zona.

Barcelona

Siguiendo a Perich. Hay días en que no se puede tener más razón...