jueves, 3 de marzo de 2011

Mesopotamia

Es esta una zona muy conocida a nivel superficial, pero más bien poco en cierto detalle. Es una zona de terreno fértil que se extiende hacia el noroeste desde las marismas y costas del Golfo Pérsico hasta fundirse en los altiplanos y las colinas de los tauros y el Líbano.

El Eúfrates separa de forma bastante drástica el terreno fértil de la zona árida, especialmente en su tercio inferior. El Tigris, en cambio, apenas constituye una frontera, y esto entraña consecuencias en las civilizaciones y las guerras de la zona: Nunca se logró estabilizar los límites con las regiones montañosas que acompañan al Tigris hacia el noreste, y al Éufrates hacia el norte.Tambien son las zonas por donde se elaboran las rutas comerciales que llevaban a Mesopotamia metales, piedras preciosas, productos aromáticos y madera, aunque las más de las veces los contactos no resultaron pacíficos entre las gentes de estos territorios limítrofes.

En cuanto al sureste, el Golfo Pérsico fue una auténtica barrera natural, si bien también se formaron rutas comerciales marítimas en esta zona.

El Éufrates tiene grandes extensiones desérticas en el margen occidental, formando otra barrera natural. Se establecieron algunos contactos por el sur, y de forma algo más regular a lo largo del curso medio del río. Por determinados corredores, reiteradas invasiones y un proceso contínuo de infiltraciones trasladaron a tribus de habla semítica a la región entre los 2 ríos. Eran nómadas que se desplazaban con sus rebaños, y que acabaron por ejercer una influencia parece que poderosa sobre la civilización mesopotámica.

Un aspecto también importante de la zona geográfica es una dicotomía norte-sur. Babilonia, y Asiria. El corazón de Babilonia se hallaba río abajo, en un punto en el que los 2 ríos se acercan el uno al otro hasta una distancia de unos 35 Km. Ocupaba los márgenes de varios de los cursos del Éufrates que se abrían en abanico en varios canales, pero su influencia acabó por llegar más allá del Tigris y aguas arriba. Sin ambargo, Asiria no está tan bien definida. Sin fronteras naturales, como ya hemos descrito, se vió envuelta en procesos de expansión y encogimiento, tan pronto en tierras aguas arriba y abajo, como volver a encogerse para abrazar solamene su núcleo. Este proceso del eje asirio ocasionó un malestar en todo el Próximo Oriente.

Estas consideraciones geográficas resultan importantes para entender el desarrollo de la historia de la zona.

No hay comentarios:

Barcelona

Siguiendo a Perich. Hay días en que no se puede tener más razón...