domingo, 10 de febrero de 2013

Hay veces que aún leo cosas que me gustan...

El escritor italiano Umberto Eco puede convertirse en el próximo Doctor Honoris Causa de la Universidad de Burgos. El Consejo de Gobierno de la UBU estudia este miércoles la propuesta que viene del Departamento de Ciencias Históricas, de la Facultad de Humanidades y Educación, y que cuenta con el visto bueno de la Comisión de Investigación.

La iniciativa, que ya ha sido comunicada al propio autor de títulos tan importantes como El nombre de la Rosa, tiene que ver con el contacto que ha entablado un profesor del centro y con la buena acogida que ha tenido por parte del escritor conocido internacionalmente. Desde la Institución Académica burgalesa se muestran ilusionados con la perspectiva de contar con la presencia de Umberto Eco (81 años) en el campus, a lo largo de este año, para recibir la máxima distinción que puede conceder la universidad.

Hasta ahora la UBU ha concedido 12 doctorados honoris causa. El último entregado fue para el historiador Geoffrey Parker, pero están pendientes de imponerse el de Félix Rodríguez de la Fuente, a título póstumo, y el de Emma Bonino, que ya superaron todos los parabienes del proceso administrativo universitario para su propuesta y aprobación. De esta manera, con Umberto Eco serían 13 las personas reconocidas como Doctor Honoris Causa por la UBU por su contribución en el ámbito científico, cultural, artístico y técnico, así como por sus sobresalientes aportaciones a la sociedad. Estos son los requisitos que deben cumplir las personas reconocidas por la Institución Académica burgalesa como recoge el artículo 14 de los Estatutos de la UBU.

Fuente: El Correo de Burgos. 


El decano de la Facultad de Humanidades, Ignacio Fernández, ha recordado que tiene casi cuarenta doctorados honoríficos y que ha aceptado el nombramiento en Burgos por su "vinculación sentimental" con un personaje de su novela más conocida: "El nombre de la rosa" (1980).

Ha recordado que uno de sus personajes, Jorge de Burgos, se suponía que era un monje que había llegado a la abadía donde se desarrollaba la trama desde el monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos.

No hay comentarios:

Barcelona

Siguiendo a Perich. Hay días en que no se puede tener más razón...