miércoles, 17 de febrero de 2010

Neoplatonismo


Los filósofos que más influyeron en la Edad Media fueron Platón y Aristóteles, pero a ambos se les dió una interpretación posterior por medio del neoplatonismo. Este sistema comenzó con Filón (del que ya he hablado anteriormente), un judío helensita que floreció alrededor del 39 d.C. Pero el principal representante del neoplatonismo es Plotino (alrededor 250-270 d.C) y también Proclo (410-485 d.C). Los comienzos de este movimiento se pueden detectar en los llamados libros Sapienciales del judaísmo helenístico (p.ej: Libro de la Sabiduría y el Eclesiastés) donde la sabiduría está casi personificada y se la describe como la primera creación de Dios, anterior a la del Mundo, como una especie de refulgencia del resplandor divino. Filón desarrolla de manera similar la doctrina estoica de la Sabiduría Divina o Logos. El Logos es una especie de intermediario entre Dios y el mundo que contiene las Formas (Ideas). Este Logos envuelve las Ideas y es a la vez el modelo ideal del mundo creado y el poder mediante el cual este mundo es producido. El monoteísmo de Filón se adapta a las doctrinas de Platón situando a las Formas en una especie de mente derivada del Dios trascendente que simplemente ES, pues no se le puede describir de otra forma.

Plotino consideró varios temas de Platón y Aristóteles. A la realidad última de la que todas las cosas surgen se la describe como Uno, Ser o el Bien. Esto parece indicar que combinó los 3 reinos de platón en uno solo: La Mente, la Jerarquía de las Formas y el Mundo Físico tendrían su origen en una serie gradual de emanaciones de un principio único. Esta Fuente de toda existencia es indescriptible y sólo puede ser comprendida por medios supraintelectuales. Algo similar plantea Platón el la República, donde señala que la Forma del Bien, cabeza de la jerarquía de las Formas, sólo puede ser comprendida mediante un destello de intuición diferente al que nos permite conocer las formas inferiores. El resto de la existencia es engendrado mediante un flujo hacia afuera o emanación.. Esta DEBE producirse, porque la superabindancia del Uno tiene que derramarse. En este flujo de todas las cosas desde la Fuente Primera está realizado cualquier grado de existencia posible, y el flujo es un proceso atemporal. De lo contrario, el Uno tendría que ser efecto de otra causa que no fuera él mismo. Así, el universo es un efecto eterno de Dios.

La primera emanación es la Mente (Nous). Ella es la unidad y agregado de las Formas. Cuando es irradiada, su separación de la fuente de la que emana produce una aspiración o anhelo de dicha fuente (Epistrophé). Tal anhelo se encuentra en toda la jerarquía de emanaciones, la interpretación neoplatótica del tema del Eros. Así como en el Banquete y Fedro se señala que el amor a lo físicamente bello nos conduce al amor y al conocimiento de la Forma de lo Bello, los neoplatónicos declaran que el amor a la Fuente de la existencia conduce a todas las cosas hacia su origen último.

De la mente emana el Alma del Mundo, que contiene principios activos y seminales (las "Razones Espermáticas" del estoicismo) y de esta emanan una tras otra el alma de los dioses, la d los hombres y la de los animales, así como la parte física del universo. Las almas individuales no son más que partes del Alma del Mundo y nunca pierden del todo su unión con ella, aunque para alcanzarla es necesario una combinación de amor y adquisición de conocimiento. En las diversas etapas que sigue el conocimiento humano desde las percepción sensible de las cosas materiales hasta la progresiva comprensión de las Formas, el alma desanda el camino por el que se derivó del Uno. La reunión definitiva del alma individual con su Fuente Primera se alcanza en el éxtasis o experiencia mística.

El sistema de Plotino es dualista en lo que se refiere a la relación entre alma y cuerpo. Plotino sostiene que el alma es distinta del cuerpo, es el principio de la unidad y la función corporales y es incorpórea. Esta última cualidad queda demostrada también por el hecho de que para percibir y pensar se necesita una unidad de operación que el cuerpo (al estar extendido y ser divisible) no puede tener. Esta distinciónentre cuerpo y alma dota a esta de la capacidad básica de autoconocimiento independientemente del cuerpo, pero esto no significa que el mundo espiritual esté libre de la materia, porque dado que todo lo generado contiene potencialidad, también contiene materia. entonces, existe una materia inteligible también en las cosas eternas, las sustancias espirituales del mundo celeste y las almas de animales y hombres. La doctrina de que en toda la jerarquía de la existencia, excepto en el Uno, existe materia y forma se denomina hilemorfismo universal y está presente en toda la Edad Media. Aparece en filósofos judíos (Avicebrón), musulmanes y cristianos.

Hay muchos mas aspectos importantes dentro del neoplatonismo, pero con los descritos hay suficiente para comprender la enorme influencia que ejercieron en la formación del pensamiento medieval. en numerosas obras de la Edad Media aparecen variaciones de los sistemas de Plotino y Proclo, mezcladas a menudo con elementos estoicos y neopitagóricos, pero siempre se conservan los rasgos principales. Es indudable que las exigencias de las grandes religiones obligaban a desviarse del pensamiento de estos filósofos griegos, e incluso a rechazarlo, pero la influencia del mismo se extendió casi hasta la época moderna.

No hay comentarios:

Sobre la risa... de algún modo

Sacado de un epitafio que no deja de tener su retranca según nos dejó escrito Demócrito en su Antología. Lo dejo transcrito en griego y en ...